+34 91 446 87 47 Lunes a Jueves 09:00-19:00 h - Viernes 9:00-14:30 h ¡Contáctenos!

LOS BANCOS DEBERÁN INFORMAR DE LA RESIDENCIA FISCAL DE LOS TITULARES DE LAS CUENTAS BANCARIAS – 22 enero 2016

LOS BANCOS DEBERÁN INFORMAR DE LA RESIDENCIA FISCAL DE LOS TITULARES DE LAS CUENTAS BANCARIAS

 

 Según lo aprobado en el Real Decreto 1021/2015, de 13 de noviembre, las entidades financieras tendrán la obligación de identificar desde 2016 la residencia fiscal de las personas que ostenten la titularidad o el control de cuentas financieras, así como la obligación de informar acerca de los datos de dichas cuentas financieras (saldo, nombre de los titulares, valor de la misma, etc.), estableciéndose el bloqueo de cuentas en caso que en el plazo de 90 días no se aporte a la institución financiera la declaración de residencia del titular.

Las instituciones financieras deberán, por tanto, identificar primero la residencia de las personas que ostenten la titularidad o el control de las cuentas financieras y, posteriormente, suministrar información (nombre, apellidos o razón social del titular, domicilio, número de cuenta, saldo y valor de la misma) a la Agencia Tributaria respecto de tales cuentas. Deberán suministrar por primera vez la información relativa a 2016 en el año 2017.

El Real Decreto permitirá de esta forma que la Agencia Tributaria cuente con toda esta información financiera y que, a su vez, pueda intercambiarla de forma automática con la administración correspondiente del país de residencia fiscal de los titulares de las cuentas. De este modo la Agencia tributaria puede conocer, de forma automática, los valores negociables o fondos de inversión que un residente en España tenga en una institución financiera en países como Luxemburgo u Holanda.

Cabe destacar que dentro de las medidas adoptadas, se encuentra el Acuerdo FACTA con EE.UU, firmado por España en 2013, al cual también se unieron Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. De este modo a partir de 2016, será posible que la Agencia Tributaria acceda a información en Estados de baja o nula información.

La obtención de esta información por la Agencia Tributaria en relación con contribuyentes residentes fiscales en España, así como la posibilidad de intercambiarla con otros estados y obtener información de estos, supondrá un mayor control de las rentas financieras que se obtienen en el exterior y una importante lucha contra el fraude fiscal.